marzo 26, 2021

Alimentación para pacientes con COVID-19 que perdieron el gusto y olfato

La pérdida del olfato y del gusto es uno de los síntomas característicos de la COVID-19. Según los estudios realizados en diferentes países afecta entre un 5 a 85% de las personas infectadas por el coronavirus.

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS han analizado la prevalencia de este síntoma en varios subgrupos de pacientes y los estudios concluyen que más de la mitad tienen pérdida de olfato o del gusto.

¿Por qué el olfato y el gusto?

En el COVID-19 se ha puesto de manifiesto que la pérdida total o parcial del olfato va acompañada de la pérdida del gusto o sabor (alteración en la dificultad de reconocer los sabores dulce, salado, ácido o amargo), ya que el sabor es la combinación de los dos sentidos, el olfato y el gusto.

Perder el sentido del gusto puede incluso afectar la salud. Por ejemplo, si su sentido del gusto se deteriora, puede cambiar sus hábitos de alimentación al agregar demasiada azúcar o sal a los alimentos para tratar de mejorar el sabor. También puede comer demasiado o muy poco.

¿Cómo se podría tratar la perdida de olfato?

Hasta ahora, la recuperación del olfato en la COVID-19, ha sido favorable, espontánea y rápida. Pero hay muchas alteraciones del olfato transitorias y asociada a infecciones por otros virus como rinovirus, gripe, incluso otros coronavirus.

Por ejemplo, cuando la causa es una rinitis, un catarro o algún déficit vitamínico de algunas enfermedades sistémicas podemos recomendar tratamientos sencillos con antibióticos, corticoides o algún suplemento vitamínico.

En conclusión, es muy importante que la pérdida de olfato repentina, sin síntomas nasales, alerte hacia un posible contagio y, en consecuencia, seguir las recomendaciones sanitarias establecidas.

En conclusión, es muy importante que la pérdida de olfato repentina, sin síntomas nasales, alerte hacia un posible contagio y, en consecuencia, seguir las recomendaciones sanitarias establecidas.

Recomendaciones

Las personas que suelen tener este tipo de enfermedades se benefician mucho mas con las dietas de tipo vegetarianas, debido a que la consistencia de las frutas y verduras es mucho mas amigable al paladar de las personas que están enfermas.

Por otra parte, las leguminosas, como lo son los frijoles y lentejas, son una fuente muy buena de proteínas para los pacientes que tienen perdida del olfato y gusto.

De acuerdo con la especialista, es importante observar y tomar en cuenta qué alimentos son tolerados por cada paciente y qué tan afectado está el gusto para poder variar e incorporar otros alimentos.

Un paciente con Covid-19 debe consumir, en promedio, de 20 a 30 calorías por kilogramo de peso, es decir, de 1,800 a 2,000 calorías por día.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de lo que esté causando el trastorno del gusto. Si la causa es un medicamento, el médico le pedirá que deje de tomar el medicamento o lo cambiará a otro parecido que no afecte tanto su sentido del gusto.

Si la causa es una enfermedad, el médico la tratará o lo referirá a otro médico que pueda hacerlo. A menudo, tratar el problema médico eliminará el trastorno del gusto. Por ejemplo, si ha perdido el sentido del gusto debido a infecciones respiratorias o alergias, debe recuperar el gusto cuando estos problemas se resuelvan.


error: Contenido Protegido